Una de miedo

Nunca he hablado de cine en esta página y no es que no me guste, es que suelo dedicarle más tiempo a los libros que al séptimo arte, la literatura me aporta más y me hace evadirme a los mundos de los diversos creadores a los que leo, de los que os iré hablando en futuros post.

Pero hace un par de días, vi en Netflix una película que  creo sería buena idea compartir con vosotros. El porqué: su final. Sí, ese que no os voy a desvelar para animaros a verla, pero el que me llevó a rememorar películas del terror de los ochenta con buenas tramas y mejores finales, como fueron «al final de la escalera» de Peter Medak o «Dominike» de Michael Anderson.

La película en cuestión, se llama «Voces» y está dirigida por Angel Gómez Hernández.

Ficha Técnica

  • Título original: Voces
  • Año: 2020
  • Duración: 97 min.
  • País: España
  • Dirección: Ángel Gómez Hernández
  • Guion: Santiago Díaz
  • Idea original: Víctor GaDo, Ángel Gómez Hernández
  • Música: Jesús Díaz
  • Fotografía: Pablo Rosso
  • Reparto: Rodolfo Sancho, Ramón Barea, Ana Fernández, Belén Fabra, Lucas de Blas, Nerea Barros, Rubén Corvo, Jorge Oubel, Alvaro Panadero, Viti Suárez, Peter Van Randen, Javier Botet
  • Productora: Feelgood Media, Kowalski Films, Lanube Películas, Estudio V Producciones, Televisión Española (TVE)
  • Género: terror, intriga, casas encantadas, sobrenatural

Sinopsis

Sara, Daniel y su hijo de 9 años, llegan a la casa en la que pretenden comenzar una nueva vida, sin saber que esa propiedad ha sido conocida desde siempre en los alrededores como «la casa de las voces». El niño, Eric, es el primero en advertir que tras cada puerta se ocultan extraños sonidos y se intuyen voces que parece que intentan comunicarse con la familia. Lo que achacan en principio a un producto de la imaginación de Eric se convierte rápidamente en una inquietante realidad también para sus padres.

Crítica

Disfruté de esta peli junto a Sheila, mi pareja, en una desapacible tarde de lluvia y viento en Málaga. El sofá, las mantitas y una caja de Ferrero Rocher para ir picando si apetecía, fueron el escenario perfecto para dejarnos llevar por la trama de esta historia, que si bien, no cuenta algo que no hayamos visto en otras películas, le da a la historia unos toques que llegan a ser angustiosos y que te hacen no despegarte de la pantalla durante la hora y media larga que dura la cinta.

La vimos en la plataforma Netflix, usando la opción de audiodescripción. Comenzando nuestra crítica por este detalle, diría que la narradora tiene una voz ideal para este tipo de filmes, ya que le pone una entonación que hace que la historia sea más aterradora todavía. La única pega, es que en los momentos en que la trama iba a darnos un susto, iba a aparecer una sombra o algún personaje iba a sufrir alguna visión, las cuales venían acompañadas de la típica música estridente que hace que el corazón se te ponga a mil, quienes usábamos el audesc, ya no nos llevábamos ese sobresalto, pues la narradora iba un pelín por delante a la acción y ya nos esperábamos el golpe según iba describiendo las escenas.

Como veíamos en la sinopsis, esta historia cuenta la llegada de una familia a una casa, donde al poco de instalarse, comienzan a pasar cosas extrañas. Eric, el niño de la familia, empieza a escuchar voces, que le piden que haga determinadas cosas, sobre todo, dibujar escenas que luego veremos que tienen su importancia en el transcurso de la película.

Un desgraciado accidente, hace que Dani, padre de Eric, pida ayuda a un famoso parapsicólogo para intentar desvelar cuál es el misterio que oculta la casa y qué hay detrás de las voces que no dejan tregua a la familia.

A partir de ahí, prefiero dejaros descubrir el final de esta historia por vosotros mismos.

Destacaría de la película las grandes interpretaciones por parte de Rodolfo Sancho, Ramón Barea y Ana Fernández, los que dan un tremendo realismo a la historia y rinden un respetuoso homenaje a ese terror de inicios de los ochenta que a muchos nos marcó la infancia.

La violencia es impactante en las escenas cumbre, la ambientación resulta sombría y la película gana mucho por ser impredecible en los momentos vitales de la trama, sobre todo al final, donde tiene tintes que me hicieron recordar a «El círculo» de Ideo Nakata. NO os desvelo más, que me váis a acusar de hacer spoiler.

Os animo a disfrutar de esta película y a compartir conmigo vuestros comentarios sobre la misma.

David

diciembre 11, 2020

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *