Sueños y fantasmas

No sé ni como empezó todo, no sé cuando surgió la idea, ni quién me animó a hacerlo, a lo mejor nadie lo hizo y a fuerza de darle forma en la cabeza, cobró vida como Frankenstein, pero no creo que fuera así, muchos de los que ahora leéis estas líneas, habéis tenido algo que ver en que esto que siempre soñé en pocas semanas vaya a ser una realidad.
Como os decía, fue hace algunos años, a esa hora en que la noche arroja historias, silencios y tinieblas, cuando la luna es cómplice de amores y mentiras, en esos instantes en que uno intenta dormir pero nota que alguien, dios sabrá quién, está cerca y que en cualquier momento, va a deslizar lentamente esas sábanas que le cubren, dejando a la vista viejos miedos y algún que otro secreto.
A mí me pasaba eso a menudo y cuando me sucedía, ya no podía conciliar el sueño. Era víctima de un sinfín de pensamientos que acudían en tropel para desvelarme y llenarme de ansiedad y angustia…
Fue así que comencé a buscar modos de calmar esa sensación de desasosiego y hallé en dejar a esos fantasmas campar a sus anchas por el teclado de este ordenador, la solución a mis problemas. Los dejaba hablar, expresarse como niños traviesos que en una guardería pugnan por llevar la razón y mostrar que el juego que ellos proponen es el adecuado, los dejé volar y llegar a sitios a los que yo nunca había viajado, me adentré en la mente de personas que habían sufrido tanto o más que yo, fui feliz en los brazos de quien ama y es amado y encontré un mundo maravilloso de sueños y canciones.
De esta manera, fue que dejándoles contar aquello que traían, perdí el miedo a esos fantasmas, los que yo creía venían a asustarme y en realidad solo querían mostrarme un mundo desconocido y fascinante a la vez…
Ahora, dos años después, y una vez leídos todos aquellos retazos de viajes, canciones, momentos, paisajes, vivencias, sensaciones…., creo que ha llegado la hora de compartirlos con vosotros…., y todo ello verá muy pronto la luz, en forma de libro.
Es por eso que toma sentido esta página y es por eso que te agradezco que hoy dediques unos minutos a leer estas líneas. Espero que tu paseo por aquí sea gratificante y que me sigas acompañando, a partir de ahora, en mis viajes de historias y canciones…

David Gámiz

julio 28, 2015

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *