No me lo digas

No, hoy no me digas te quiero, pues no voy a creerte;
no me lo repitas como un autómata cada vez que entras o sales de casa, cuando vas a hacer la compra
o a tirar la basura…, ni cuando estás a punto de cerrar los ojos para entregarle tu alma al sueño.
No me lo digas, porque ya no lo escucho,
de tantos te quiero vacíos, no encuentro la plenitud en tus palabras,
ni en tus actos tampoco, a veces pienso que mueves los labios
como empujada por un resorte, murmuras sin decir, hablas en silencio y dañas…,
no sabes cuanto dañas.
Sorpréndeme un día de estos, dime que me quieres pero sintiendo lo que dices,
creyendo lo que dices y estrechando mi maltrecho cuerpo en un abrazo,
de esos que alimentan más que cualquier alimento, de esos que erizan la piel y acarician por dentro.
A lo mejor te creo, si pones pasión en tus palabras, si eres capaz de transmitir con tu voz lo que el corazón siente,
un día lo hiciste y por eso, te entregué mi alma para que la moldearas con tus manos
y crearas algo bello, cálido, nuestro…
No me digas que me quieres a todas horas, pero dame razones para que crea que así es,
mándame cuando menos lo espere un par de caritas de esas del whatsapp, hazme saber que te gustaría que compartiéramos
una cena, una botella de vino, una visita a la cama sin que dormir sea el objetivo…
Dímelo, pero cuando no lo espere, al salir de la ducha, al recoger la cocina, en ese momento
en que tu corazón aritmético entiende que no hay que decirlo,
no te dejes llevar por las agujas del reloj, por los comentarios de la gente
ni por las dudas que sobrevuelan tu cabeza como pájaros de mal agüero
que graznan dentro de tu pecho esa frase maldita:
ahora no es el momento.
Sólo entonces, cuando venzas a esos fantasmas,
cuando te dé igual el lugar, la situación y los que en ese momento se hallen cerca de ti,
cuando no me digas un te quiero que parece programado por una aplicación de tu móvil que te recuerda que has de pronunciarlo,
cuando se te iluminen los ojos al decirlo,
entonces, solo entonces, te creeré.
David Gámiz

mayo 9, 2017

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *