El minuto de descuento

Me dijiste que me fuera de tu vida;
yo te dije, que no me daba la gana,
suplicaste, por favor no mas heridas;
esta guerra, hoy la doy por terminada.
Yo quería el minuto de descuento,
tú acabar de una vez con el partido;
yo robar una brizna de tu aliento,
tú enviar de vacaciones a cupido.
Al final ni yo pedí, ni tú otorgaste
el minuto en el que a veces cambia todo,
derrotados ya firmamos el empate;
y empezamos nueva liga de otro modo:
tú no estás en mi lista de fichajes,
yo no volveré a tu equipo a jugar sólo.
David Gámiz

junio 8, 2017

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *