Duérmete ya, niña mía

Duérmete ya niña mía,
que en breve nace un día nuevo
y seguro que el sol sale,
con renovados alientos.
Duérmete ya niña mía,
que pronto despertaremos
y veremos que a la noche,
se la ha llevado el tiempo
con sus dudas y sus miedos.
Duérmete ya niña mía,
ahora que suena el silencio
y deja que sean los ángeles,
los que vigilen tu sueño.
Duérmete ya niña mía,
que yo te estoy sosteniendo
que sean tu manta esta noche,
mis caricias y mis besos.
Duérmete ya niña mía,
que pronto despertaremos
y celebraremos juntos,
que Jesús nació de nuevo
y cantaremos canciones,
en casa nos reuniremos
y al calor de tu cariño,
yo renaceré de nuevo.
Tú estrenarás tus juguetes,
yo renovaré mis sueños
y mientras te tenga cerca
de paz nos envolveremos…
Duérmete ya, niña mía,
y no olvides que te quiero
y que como el niño Dios,
yo renazco, si te veo…

¡¡¡Feliz Navidad a Tod@s!!!

David Gámiz

diciembre 17, 2014

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *