Donde siempre

El jueves a las cinco, donde siempre,
nos vemos si quieres y así charlamos;
no nos hemos dicho aún lo suficiente
y si vamos a acabar, lo celebramos.
Dejé el móvil encima de la almohada,
tras leer aquel mensaje diferente;
ayer no me dirigías la palabra
y hoy en cambio me citas donde siempre.
Jamás me gustaron las atracciones,
soy de los que acojonan las alturas;
por eso es que no entiendo las razones
para subirme a tu montaña rusa,
que puede un día adornarse de ilusiones
y al siguiente perderse entre las dudas.
David Gámiz

julio 3, 2017

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *