Directo a la Piel

Sé que estamos en un mundo donde prevalece la imagen, lo físico, aquello que se puede deducir de un vistazo, la superficie de las cosas y no lo que encierran dentro y, en definitiva, todo lo que es tangible.
Es por eso que no voy a incluir ninguna foto en esta publicación, aunque con ello, estoy seguro de que voy a perder alguna que otra visita al post.
No importa, la cuestión es transmitiros una idea, una esencia…, y es que todo, absolutamente todo lo que compone el artículo que a continuación vas a leer, se siente mejor con los ojos cerrados.
A mediados de 2017, un editor de Penguin Random House analizó mis dos libros de relatos.
Yo esperaba que me dijera algo como que los textos no tenían calidad, que siguiera trabajando porque si dedicaba tiempo y era constante, podría llegar a publicar con ellos en alguna ocasión y todas esas cosas que los editores nos dicen a los que empezamos en este negocio de forma educada, por no decir: tío, con ese libro no venderías ni 50 ejemplares.
Pero su respuesta fue muy diferente a la que yo esperaba:
“David, tienes una gran imaginación y un poder creativo excelente, pero eres como la piedra roma que aún no ha recibido los golpes suficientes para ser tallada. Tienes que decantarte muchacho, esas mezclas de relatos y poemas están muy bien como experimento, pero quien compre un libro tuyo lo hará porque escribes buenos relatos o porque compones buenos poemas. Decídete”.
Las palabras del editor me hicieron pensar. Debió ser que andábamos en mayo, que la primavera altera las emociones o que mi momento vital era suave y llevadero como una prenda de seda, que olvidé los relatos llenos de miedo y esperanza y comencé a sentirme cómodo creando otro tipo de historias en forma de poesía.
A inicios de 2018, me encontré con una colección de poemas bajo el brazo y la sensación de que me movía por un terreno desconocido, ya que mi obra hasta la actualidad había sido escrita en prosa casi en su totalidad.
Por aquellos días, finalizaba el plazo para el envío de obras a la selección de proyectos culturales que subvencionaría la ONCE en 2018. Me dije que el no, ya lo tenía, así que ordené un poco lo escrito, le puse forma y título y un proyecto, llamado “Piel de Gato”, cogió dirección Madrid.
En abril, me comunicaron que el libro resultó seleccionado entre las obras que serían subvencionadas y comenzó la tarea de publicarlo.
Fue la editorial almeriense Círculo Rojo quien apostó por esta obra y la verdad es que debo agradecer el empeño que desde el minuto 1 han puesto en que “Piel de Gato”, sea una realidad.
En septiembre el libro estará a la venta, ya os contaré como os podéis hacer con él; pero antes, me apetece enseñaros qué hay dentro de ese libro, el porqué de sus poemas y de las reflexiones que arroja.
Para ello, voy a comenzar a realizar una serie de vídeos en directo, a la que he llamado “Directo a la Piel”, donde leeré algunos poemas contenidos en “Piel de Gato” y otros de autores que creo os gustarán. El fin último de estos vídeos es haceros llegar esa parte intangible de las cosas que solo se ve sin usar los ojos.
Será un honor que me acompañéis. Comenzaremos el lunes 20 de agosto, a las 19:00 horas. Para acceder al vídeo, solo tenéis que entrar a mi página de Facebook, la cual podéis seguir desde la página de inicio de esta web o pinchando en
http://facebook.com/davidgamizebook
Y acceder al vídeo en directo que comenzará a emitirse a la hora señalada.
Por cierto, el lugar desde donde grabaremos, es un lugar mágico que os intentaré describir cuando estemos allí, para que lo veáis como yo lo veo.
Os espero a todos.
¡Nos vemos el día 20!

agosto 10, 2018

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *