Cosas que damos por hechas

Ayer lunes, a eso de las 05:23, cuando servidor estaba en el quinto sueño, algo raro pasó. Me desperté de repente, con la extraña sensación de que alguien zarandeaba mi cama. Lo primero que pensé, es que en mi piso había fantasmas, y que un extraño ente paranormal estaba moviendo mi cama como en la película del exorcista. Nada más lejos de la realidad, pues al encender la radio, comenzaron a hablar del terremoto que ayer se produjo en el mar de Alborán, a pocos kilómetros de Melilla y del que todos, habréis oído hablar y muchos hasta sentiríais como yo.
Cuando todo pasó y la cama dejó de moverse, fue cobrando forma en mi cabeza una pregunta:
¿Te has parado alguna vez a pensar en la cantidad de cosas que a diario dejas de hacer precisamente porque das por hecho que no es necesario que las tienes que hacer?
Te pongo varios ejemplos para ilustrar esta cuestión:
¿Cuantas veces, por ejemplo, dejas sin hacer algo en casa, porque otro miembro de tu familia tiene la costumbre de hacer esa tarea, pero no le preguntas si le gustaría que le ayudaras a hacerlo, o cuantas veces, olvidas dar un beso o decir algo bonito a la persona a la que quieres, porque tú entiendes que esa persona ya presupone ese gesto?
Aveces vamos demasiado deprisa por la vida, actuando como autómatas que dan por hecho cosas que a lo mejor, otros, a los que importamos y los que nos importan, no entienden con el mismo automatismo que nosotros y esperan por nuestra parte una respuesta que apenas llega.
Creo que deberíamos pararnos a reflexionar sobre esto más a menudo, en mi caso, sin que tenga que venir un terremoto a hacérmelo ver, y darnos cuenta de que en ocasiones, es preferible pasarse a quedarse corto y que no cuesta nada, hacernos ver, no dar tanto por sentadas las cosas que creemos que eternamente van a ser de una determinada forma y entender, que puede que llegue un día, en que echemos de menos el que alguien retire las zapatillas de debajo de nuestra cama o en el que nos despierten con un beso y un te quiero.
David Gámiz

enero 26, 2016

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *