Al otro lado

Abres la puerta, enciendes la luz y pasas, no huele a nada en esa casa que dices tuya pero que no sientes. Enciendes la luz y te hundes más si cabe en el abismo de tus sesenta metros cuadrados; Nadie te había dicho que el infierno tuviera esas dimensiones. Dejas la escasa compra que has…

Leer más