Difícil

Difícil,
como que a un argentino no le guste Maradona,
como que una casada no sea marimandona;
como llamar al móvil directo de Madonna.
Difícil,
como intuir el humor de un abogado,
como que hable bien de su ex un divorciado;
como un catalán con el traje de España uniformado.
Difícil,
como una prostituta con seguro,
igual que un sacerdote casto y puro;
lo mismo que una bruja con futuro.
Difícil,
como un arrendador con colchón bueno,
como universitario con dinero;
difícil como turca sin pañuelo.
Difícil,
sé que olvidarte va a ser muy complicado,
que me despierto a diario aletargado;
y al buscarte en mi cama solo hallo
la hipoteca sin pagar que me has dejado…