Málaga. David Gámiz.

“Después de tanto tropezar, dando tumbos he llegado aquí y no se está tan mal”

Los que gusten del buen rock nacional, sabréis que así comienza un viejo tema de la fuga, concretamente la balada del despertador, que se incluía en su álbum a las doce. Mucho te podría hablar de como he llegado yo hasta aquí o de porqué me he sentado a escribir estas líneas que ahora tú estás leyendo, lo que te agradezco de corazón, porque de una u otra forma, me estás regalando lo único que jamás voy a poderte devolver, tu tiempo. Ya que estás aquí, permíteme darte unas pinceladas de la persona que soy y de los motivos que me impulsaron a sentarme delante del teclado e iniciar la escritura de estas palabras y la andadura de esta página web por el cyberespacio.

La idea surgió una noche cualquiera en la que mi Mac y yo interactuábamos tranquilamente con una aplicación llamada MacJournal, la que uso desde hace algún tiempo para escribir un diario personal, tarea esta que me relaja, a la vez que me ayuda a ir viendo como evoluciono con el paso del tiempo.

Releyendo anotaciones mías de meses pasados, acudiendo a recuerdos que de no ser por la capacidad del disco duro del ordenador a mí se me habrían olvidado, valoré la posibilidad de compartir con mis amigos y con la gente cercana, algunas de las reflexiones e ideas que de vez en cuando se me ocurren, esas que en el momento uno se dice aquello de: “esto que he escrito es una tontería”, pero al día siguiente, salgo a la calle, hablo con la gente que me rodea en mi día a día y observo, que mi tontería es la tontería de otros muchos.

Total, que sin ánimo de crear un portal lleno de cuestiones absurdas, sí que pensé que no era mala idea lo de dejar aquí constancia de todo aquello que en su día me llamara la atención para bien o para mal, aquellas cosas que me alegraran, esas otras que me entristecieran, el disco que ando escuchando y el que quizás a ti que ahora estás leyendo estas líneas puede llegar a gustarte, la última película que he visto, el concierto al que pienso ir… La idea en sí ni es innovadora ni aporta nada diferente a los numerosos blogs, diarios, vitácoras y webs similares que abundan en internet, pero para darle un toque más personal, pensé añadirle a esta receta algunos ingredientes con el fin de que el plato resultante fuera más apetecible.

Para endulzarla, le pondré unas cucharaditas de humor y de ironía, le daré la consistencia adecuada con algún que otro relato o un poema de cosecha propia, el toque de sal lo pondré con los debates que iré proponiendo sobre temas de actualidad como pueden ser deporte, música, cine…, será fundamental el respeto en esos debates, ingrediente esencial para que la receta se cocine bien y no se pegue a la sartén.

Finalmente, y de postre, os daré alguna sorpresa que poco a poco y a fin de que la comida no se indigeste, os serviré en pequeñas porciones. Te invito a que te dés una vuelta de vez en cuando por este rinconcito que he acondicionado a fin de que te sientas cómodo y que tomes lo que quieras, habrá contenidos amargos como un buen gin tonic, y otros más dulces como una mouse…

Tú decides…